Seis razones por las que su programa de IA está fallando

Escrito por Mandy Schmidt para Progressive Dairy, EE.UU.

La IA puede mejorar los índices de preñez y la eficiencia, pero los protocolos no son a prueba de balas. Si los resultados no son satisfactorios, adopte un enfoque de investigación completo. La reproducción lo impulsa todo en una granja lechera. Y casi todo afecta a la reproducción.

1. Sincronización

Respete la biología. Cumpla con tu período de espera voluntario (VWP). Después del parto, el sistema reproductivo de una vaca no es naturalmente cíclico. Necesita tiempo para pasar por la involución uterina y volver a la capacidad ovulatoria normal, aproximadamente 40-60 días después del parto.

La dificultad de parto y la salud del período de transición influirán en el momento de lograr la fertilidad. Cada rebaño tiene un VWP ideal individual, pero el aumento del VWP a por lo menos 60 días, o 70-80 días en rebaños de alta producción, suele significar un entorno uterino más fértil.

Su VWP debe basarse en la calidad del período de transición, la tasa de preñez, los días hasta el pico de leche, evitar un balance energético negativo, las curvas de lactación y el objetivo de producción de leche en seco. La mayoría de los programas de manejo de rebaños tienen la capacidad de calcular la tasa de concepción por días de leche. Estos datos pueden ayudar a determinar el plazo de la tasa de concepción de primer servicio más alta.

2. Transición

Una transición pobre crea un efecto dominó de caos para una lactación completa. Los partos difíciles, los tratamientos de metritis a medio terminar o los contratiempos durante el parto, como tirar de las patas demasiado temprano, pueden causar una reproducción exponencialmente demorada.

Sea proactivo para evitar la lista de enfermedades metabólicas de las vacas frescas. No cree estrés adicional con grupos de transición sobrepoblados. Considere la posibilidad de realizar un seguimiento con controles de temperatura y muestras de sangre para detectar niveles subclínicos de cetosis. Movilice las vacas frescas con frecuencia para observar el comportamiento de los indicadores.

La detección precoz de problemas de salud hará que las vacas vuelvan a criar rápidamente. Es imposible tener tasas de preñez de élite con vacas poco saludables.

3. Dieta

Evite situaciones que causen vacas anovulatorias, como las bajas puntuaciones de condición corporal (BCS).

Un alto rendimiento en leche equivale generalmente a una pérdida de peso y a la movilización de la grasa corporal. Un balance energético negativo se produce cuando sale del cuerpo más energía en forma de leche o energía dietética no digerida de la que entra. Trabaje con un nutricionista para reducir la duración del balance energético negativo y apoyar el ciclo normal.

Planifique e inicie su estrategia de alimentación mucho antes de los partos. Las vacas y novillas secas demasiado gordas tendrán más peso que perder después del parto. Por lo tanto, tendrán un estado de equilibrio de energía negativa después del parto más drástico que los individuos que tienen un peso ideal antes del parto. Los niveles altos y rápidos de pérdida de peso dan como resultado ciclos anormales y tasas de concepción más bajas.

Si su programa de I.A. sincronizada es especialmente bajo en vacas de primera lactación, mida el BCS de las novillas desde la pubertad. El BCS puede ser un indicador significativo para vacas jóvenes que aún están creciendo en estatura.

4. Estrés por calor

Los programas de sincronización pueden ayudar en los meses de clima cálido cuando las vacas no muestran comportamiento de celo debido a la reducción de los niveles de estrógeno. Sin embargo, la I.A. sincronizada no solucionará el problema de la baja calidad de los ovocitos y la muerte embrionaria relacionada con el estrés por calor varios días después de la concepción.

Las granjas lecheras con la reproducción más exitosa suelen tener las mejores estrategias de reducción de calor. Las vacas con menor estrés por calor producen folículos más saludables y mantienen mejor las preñeces, reduciendo los días abiertos.

No descuide los sistemas de refrigeración para las vacas secas. Cuanto más cómodo sea el período seco, más éxito tendrán en los partos. La mejora de los períodos de transición equivale a un aumento de las tasas de concepción global y, en última instancia, a una mayor productividad durante toda la lactación.

5. Instalaciones

El acierto durante la inseminación es el lugar más fácil para apuntar con el dedo cuando la I.A. sincronizada no está dando los resultados esperados. Y, con razón. Los empleados descuidados que realizan tratamientos inadecuados son costosos en muchos sentidos. Sin embargo, especialmente si las mismas personas están inseminando cada semana, hay otras áreas de cumplimiento a considerar.

Si las vacas no se bloquean con frecuencia debido a cornadizas defectuosas o hacinamiento en los establos, probablemente tenga problemas de cumplimiento en los protocolos de manejo del lado de la vaca.

6. Caos masivo

Los grandes grupos reproductores crean más estrés en los técnicos. Esto puede conducir a un manejo incorrecto del semen. Las pajuelas individuales, la sensibilidad a la luz, la temperatura y el protocolo de descongelación pueden terminar siendo víctimas en días de reproducción caótica.

No se deben tener más de cinco pajuelas de ¼ cc o tres pajuelas de ½ cc en una unidad de descongelación a la vez. Demasiadas unidades en una unidad de descongelación a la vez provocarán una descongelación inadecuada. Si un técnico está trabajando solo, la velocidad de reproducción debe determinar la cantidad de pajuelas que se descongelan a la vez. Si es necesario, utilice dos o más unidades de descongelación.

Un solo técnico con un alto volumen de vacas puede cansarse, lo que afecta la calidad de su trabajo. Por ejemplo, la colocación correcta del semen puede verse afectada cuando se mueve demasiado rápido y no presta atención. Cuando los técnicos están sometidos a presión para trabajar con rapidez, puede ser tentador llevar varias pistolas cargadas al mismo tiempo.

Un empleado mal formado es una desventaja. Los malos resultados podrían proceder de algo tan básico como mezclar productos y jeringas o lugares de inyección incorrectos.

A veces, la solución más obvia es la más difícil de detectar. ¿Está su técnico capacitado profesionalmente?

Mandy Schmidt
Especialista en servicios genéticos lácteos de América del Norte – ABS Global

Publicado originalmente en Progressive Dairy

Contenidos Similares

Encuentre a su vendedor local